Seis jóvenes dieron su sí definitivo al Señor

En el día en que celebramos el 127 aniversario de la pascua de nuestra Beata Madre María Encarnación Rosal, cinco jóvenes guatemaltecas y una salvadoreña realizaron su profesión perpetua. Ana Roselia López Chipix y Lesvia Elizabeth Xico Xicay, guatemaltecas, dieron su sí definitivo al Señor  a las 10am en la capilla de la Posada Belén, La Antigua Guatemala acompañadas por sus comunidades de La Antigua (Instituto Indígena Nuestra Señora del Socorro de La Antigua, Colegio Belén y Posada Belén)  y del Instituto Indígena Nuestra Señora del Socorro, de San Andrés Semetabaj, Sololá, hermanas de otras comunidades, sus padres, familiares, amigos y algunos sacerdotes. Por su parte, en la capilla del Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, en Cartago, Costa Rica, Sandra Beatriz Valdez Villela, guatemalteca, Nely Melina López Raxtún, guatemalteca, Doris Marlene Álvarez Caballero, salvadoreña y Aura Marina Cumes Yaquí, guatemalteca, hicieron sus votos perpetuos acompañadas de sus comunidades de Casa Betania, Casa Provincial y Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, Cartago, hermanas de las comunidades de Costa Rica, sus padres, familiares, amigos y algunos sacerdotes.

Que el Señor, por intercesión de nuestra Madre Encarnación la gracia de la perseverancia gozosa en el seguimiento de Jesús.