Pastoral Vocacional

Visita de la Hna. Ivannia Siles al Colegio Encarnación Rosal, como responsable de la Pastoral Vocacional de la Provincia. Compartiendo y animando a las alumnas para descubrir y discernir el llamado de Dios.

 

TODO TIENE UNA VOCACIÓN:

Importa mucho conocer para qué es cada persona, ya que este ser para algo es lo que puede llegar a integrar la personalidad: - Quien sigue la vocación para la que ha sido creado, forja su personalidad. - Los grandes personajes que presenta la Biblia son quienes siguieron una vocación, por lo contrario, quienes no la siguieron frustraron todo su ser.

LA VOCACIÓN DE ABRAHAM.

Gn 12, 1-20

Dios toma la iniciativa y lo llama; pero lo hace despertando en Abraham un deseo muy humano: tener hijos y ser jefe de un gran pueblo. - Lo destina a una misión futura e incierta "Vas a ser Padre..." No dice cómo ni cuándo: en su vocación hay oscuridad y riesgo (fe y obediencia).

LA VOCACIÓN DE MOISÉS.

Ex 3-4 11,3

La vocación de Moisés es culmen de una larga preparación: - Nace de una raza oprimida (Ex. 1, 8-22). - La hija del faraón opresor lo salva de las aguas (Ex. 2, 1-10) y le da una educación que le prepara para su misión de jefe (Hech. 7, 21-22) (Ex. 11,3). - Su vocación es pesada, llena de dificultades, dudas, desalientos, incomprensiones, guerras... Muere sin contemplar y disfrutar del fin de su misión, sólo la vislumbra (Dt. 34, 1-8).

LA VOCACIÓN DE ISAIAS.

Is. 6,8

Ante las invasiones de los Asirios, Dios necesita quien hable al pueblo de Israel. Isaías responde con prontitud ante esta necesidad y se ofrece para la misión que Dios le determina.