Apostolado Una misión
Asociación de Laicos Bethlemitas Conózcales

 

  • ¿Quieres ser Bethlemita?

    ¿Tengo vocación…?

    Arriesgate a decir: ¡Sí!  a Dios en la maravillosa aventura de servirle. ¡Contáctanos!

    Síguenos en Facebook: pastvocacional.bethlemita

    ¿Qué es

    Leer más
  • Pastoral Vocacional

    El Santo Padre recuerda que hoy más que nunca, con los desafíos del mundo, “necesitamos su entrega total al anuncio del Evangelio” y pide que “no nos

    Leer más
  • Reparación

    Parroquia Beata María Encarnación Rosal. Misión realizada por la Hna. Ivannia Siles Solano y la aspirante Jessenia de la Antigua; como preparación a la celebración de los

    Leer más
  • ¿Quieres ser Laico Bethlemita?

    A.L.B.

    ¿Quieres dar un paso más comprometido en tu respuesta a Dios? ¡La Asociación de Laicos Bethlemitas puede ser el medio para lograrlo!

    Ora, investiga,

    Leer más

Provincia de San Miguel Arcángel  

Nuestra Madre Encarnación llegó a Cartago el 20 de diciembre de 1,877, fue muy consolador para ella y sus hijas ver que casi toda la ciudad se hallaba presente a su recepción, fueron bellísimos momentos de alborozo y cordialísimos plácemes.

Se dirigieron a la iglesia donde se entonó el Te Deum en acción de gracias por este inmenso beneficio; después fueron cariñosamente alojadas las religiosas en la casa que se les había preparado, la que fue muy bien amueblada y provista de todo lo necesario por las principales damas de esta hospitalaria ciudad.

Esta asamblea y simpáticas damas se entregaron de corazón a prestarles toda clase de atenciones y ellas mismas les sirvieron la comida con la mejor voluntad de obsequiarlas.

Entre las señoras que más se distinguieron por su eficaz ayuda se encuentran doña Dolores Jiménez Zamora de Sancho y Concepción Giraldo; la señorita que llegó a Guatemala en busca de las religiosas Bethlemitas fue Salvadora Gutiérrez.

Las religiosas que por primera vez desplegaron su apostolado en Cartago, o sea las que vinieron con la Venerada Madre Encarnación fueron: las Madres Ángela Loranca, Guadalupe Arásola, Ignacia González, Josefa Escobar, Candelaria Marroquín, Concepción Gálvez, María de Belén Margarita (murió 3 años después de haber llegado a Cartago), Magdalena Barrios y María Asunción Vidal Rivera.

Habiendo obtenido las religiosas en 1,877 previa aprobación de la Municipalidad de Cartago y todas las garantías de estabilidad tanto para la Congregación como para el Colegio, la Madre Encarnación publicó un prospecto en los primeros meses del año 1,878.

  • Por intercesión del glorioso Arcángel San Miguel y del celeste coro de Serafines, suplicamos al Señor nos haga dignas de una llama de perfecta caridad. Amén

 

 

“Tú, mi Alfarero”

El Señor nos reunió en su nombre y nos invitó reflexionar acerca de la importancia que tiene en nuestra vida consagrada el reconocerlo a Él como nuestro Alfarero. El proceso que lleva la arcilla en manos del alfarero es lento y un poco doloroso, requiere esfuerzo, dedicación y paciencia para lograr al final la terminación de una hermosa obra de arte, que será admirada por muchos y ofrecerá un servicio.

No hay duda que en nuestro camino de seguimiento a Jesús, nuestras vidas también pasan por un proceso de cambio, en ocasiones doloroso, que permite que nuestro ser se vaya configurando con la imagen de Dios su creador. Cuando el alfarero consigue darle forma al barro perdido y lo ha renovado en una nueva vasija, es necesario pasar la vasija por el fuego para darle solides y quemar todas las impurezas que tiene el lodo; ese debe ser el proceso por el que cada una de nosotras debe pasar si queremos que el amor compasivo de Dios nos transforme.

Fueron días de oración, reflexión, compartir fraterno y reconocimiento de nuestras grietas que deben ser moldeadas por el Señor.   

 

 

Encuentros de

Formandas  Bethlemitas

El compartir con las Novicias y Postulantes en su etapa de formación enriquece nuestro sí al Señor y nos motiva a decir como la Virgen María " Hágase en mí según tu Palabra".

Gracias Señor por las jóvenes que sintiendo

tu llamado a Belén

comparten nuestra vida Bethlemita.

 

 

 

 

 

 

Obras para el servicio de la Humanidad

Obras Educativas

Fundacion Santo Hermano Pedro, Escazú.

LaFundacion Santo Hermano Pedro se dedica a atender niños y niñas con enfermedades crónicas

Otras obras evangelizadoras

Misión San Miguel Arcángel, Palmar sur, Puntarenas, Costa Rica Obra parroquial en servicio a los fieles

Evangelizamos en Comunión con la Iglesia

Oramos por las necesidades del Santo Padre y la visita ad limina de la Conferencia Episcopal de Costa Rica.