Santo Hno. Pedro y Madre Encarnación, rueguen por nosotros
Cuerpo incorrupto de Madre Encarnación en Pasto, Colombia
Casa Provincial Postulantado, Noviciado y Casa Betania
Obras Apostólicas
Asociación de Laicos Bethlemitas VEN
  • ¿Quieres ser Bethlemita?

    ¡ENTRA EN BELÉN!

     Síguenos en Facebook: pastvocacional.bethlemita
    ¡Dios te ama y te llama a Belén!
    ¡Decídete a servir a Dios desde el Carisma y la espiritualidad Bethlemita!¡ Ama Belén!
    Te ayudamos

    Leer más
  • Bicentenario

     Las Hnas. Bethlemitas presentes en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica  sí como en Colombia, Panamá, Venezuela, España, Ecuador, Chile, India e Italia damos gracias a

    Leer más
  • Pide a Beata Encarnación

    PARA OBTENER FAVORES O MILAGROS Si tienes un enfermo o alguna otra intención, puedes rezar durante

    Leer más
  • ¿Quieres ser Laico Bethlemita?

    LAICOS BETHLEMITAS

    Sigue la espiritualidad de Santo Hno. Pedro y Madre Encarnación como laico siendo parte de la ALB.

    Contáctanos:    (506) 22530907

    asesoraalbpsma@bethlemitassanmiguelarcangel.org
    Leer más

Visita y ora ante el cuerpo incorrupto de Madre Encarnación

 Ya puedes fácilmente accesar al oratorio en Pasto, Colombia donde está el cuerpo  incorrupto de la Beata Madre María Encarnación Rosal, primera beata centroamericana; es decir, está como si sólo estuviera dormida. Digita en internet : oratorio Madre Encarnación e inmediatamente tendrás la bendición de estar virtualmente allá con ella.

XVIII aniversario de Canonización de Santo Hno. Pedro (30 julio 2002-2020)

Damos gracias a Dios por el XVIII aniversario de la inolvidable e importantísima declaración oficial de la Iglesia de la santidad de nuestro Santo Padre Fundador el Hermano Pedro de San José Betancur. Su testimonio es invitación y compromiso para crecer en santidad.

Oramos por todos los que con fe y amor piden su intercesión. Santo Hermano Pedro, ruega por nosotros.

 

Otras obras evangelizadoras

Posada Belén, Antigua
 

Pensaba y decía Madre Encarnación

Sin el Santísimo Sacramento, no podríamos vivir.